Historia y orígenes del bótox

977 22 97 08
Historia y orígenes del bótox

¿Conoces las numerosas aplicaciones del tratamiento de botox en Torredembarra? Es un compuesto obtenido a partir de la toxina botulínica tipo A. Hoy, te contamos un poco más de los orígenes de este compuesto.

Para empezar, debes saber que el bótox es el nombre comercial de la toxina. Esta sustancia es sintetizada a partir del Clostridium botulinum, una bacteria de forma alargada muy conocida por su aparición en alimentos mal conservados. Como bien sabes por el tratamiento de botox en Torredembarra, actualmente este compuesto se aplica en medicina estética.

Se conoció su existencia por primera vez en el siglo XVII al descubrirse una enfermedad causada por una intoxicación alimentaria: el botulismo. Esta producía vómitos, náuseas y parálisis muscular, dando lugar a una muerte lenta por fallo en el sistema respiratorio.

Fue en el año 1989 cuando esta toxina recibió la aprobación de la Administración de Alimentos y Medicamentos en EE. UU. A partir de ahí, se empezó a expandir muy rápidamente. Inicialmente, era una terapia limitada a las distonías oculares. Los cirujanos probaron por primera vez la toxina botulínica A en humanos en 1978, cuando el Dr. Alan Scott recibió permiso de la FDA para estudiar el efecto de la droga sobre el estrabismo.

Para aquel entonces, los primeros estudios con bótox se centraron en el tratamiento de la hiperactividad y el blefaroespasmo del músculo ocular. Los investigadores no se dieron cuenta del potencial que tenía esta sustancia para tratar otras alteraciones en el organismo.

Muchas personas tienen una idea equivocada sobre cómo funciona este compuesto. ¿Sabías que este compuesto produce la desactivación de los nervios que estimulan los músculos para la contracción? De esta forma, la apariencia de las arrugas disminuye sin rellenarlas. No obstante, lo mejor es ponerse en manos de profesionales que puedan indicarte todo tipo de detalles sobre este tratamiento. En Tarracomedic te prestaremos el mejor servicio, ¡confía en nosotros!

haz clic para copiar mailmail copiado